Concientización sobre el cáncer de próstata y un modelo de educación innovador



El cáncer de próstata es el segundo cáncer más frecuente en hombres, afecta a 1 de cada 10 y suma un total de 1.3 millones en el mundo. Debido a esta alta cifra es que nos parece importante fomentar la detección temprana de la enfermedad ya que es una patología totalmente prevenible.



Es por esta razón que charlamos con el Dr. Gonzalo Vitagliano, Jefe de la Sección Oncología y Urolaparoscopía del Hospital Alemán de Buenos Aires.




¿Cuándo consultar al urólogo?


El Dr. Vitagliano, nos resaltó la gran importancia de detectar los tumores de próstata en etapas tempranas, ya que pueden ser curados. Por eso es vital hacerse los chequeos necesarios.

No obstante, cuando el tumor sale de la próstata, el tratamiento se enfocará en evitar la progresión más que en lograr la curación.

  • Paciente con antecedentes familiares de enfermedad oncológica urológica o ginecológica, se sugiere comenzar con el control a partir de los 45 años.

  • Paciente con familiar directo que haya tenido cáncer de próstata a temprana edad, lo mejor es realizar la primera consulta a los 40 años.

  • Paciente sin registro de antecedentes de ningún tipo de cáncer en la familia, se sugiere realizar el primer control a los 50 años.


"Existe ese falso machismo en los hombres, por lo cual no tienen internalizado consultar al urólogo. Es algo que las mujeres han comprendido hace tiempo, normalizando las visitas al ginecólogo”, añade Vitagliano.



La gran evolución: los nuevos avances en la urología


En la actualidad los tratamientos tienen un alto índice de curación y baja morbilidad. Los numerosos avances, como las terapias focales y las cirugías robóticas poco invasivas han permitido tratar tumores de próstata minimizando el daño colateral.


La urología en estos últimos 10 años ha dado un paso cuántico, no sólo en la evolución de los tratamientos, sino también en la manera de formar nuevos profesionales, gracias a la implementación de modelos de simulación 3D de alto realismo.



Hasta hoy, todo cirujano paroscopista aprendía de la misma manera que hace dos siglos atrás, el proyecto de Urotrainer nace de la búsqueda  de nuevas maneras de enseñar y practicar. A finales del año 2020 se lanzó Urotrainer, que junto con el Dr. Vitagliano y el Dr. Alberto Jurado lograron comenzar con un modelo de educación totalmente innovador.


El mismo consiste en brindar entrenamiento hands-on con modelos de simulación hiper realistas, para el entrenamiento de procedimientos quirúrgicos en el área de la urología. La modalidad de los cursos son a distancia o presencial.


En primer lugar se lanzó un curso para llevar a cabo la práctica en Nefrectomía Parcial Laparoscópica, con el

modelo VK-1, procedimiento muy frecuente en la práctica uro-oncológica. Al recibir una buena recepción por parte de los cirujanos, en agosto de este año se sumo el VP-1 un modelo aún más sofisticado. Este permite la simulación de la cirugía para el cáncer de próstata tanto por vía laparoscópica como robótica, del cual ya se realizaron 3 cursos formando a más de 80 cirujanos del mundo.


Este último curso está dividido en bloques de aprendizaje, con la finalidad de incorporar de forma progresiva todos los conocimientos necesarios.


Bloque 1: Puboprostáticos y control complejo venoso dorsal.

Bloque 2: Apertura y preservación del cuello vesical.

Bloque 3: Pedículos prostáticos y preservación de bandeletas neurovasculares.

Bloque 4: Anastomósis vesicouretral.


"Entrenar con simuladores realistas despierta motivación en residentes y fellows. Logran practicar más de una nefrectomía parcial haciendo exactamente lo mismo que en quirófano. Con las mismas sensaciones y el mismo instrumental, pero con la posibilidad de equivocarse en forma segura. Esto da lugar para el aprendizaje." comenta el Dr. Gonzalo Vitagliano.


Este tipo de entrenamiento tiene como objetivo la formación estandarizada, progresiva y continua de los profesionales, colocando a todos los cirujanos en una situación de paridad, con el fin de alcanzar un mismo nivel de práctica y conocimiento. Además otro de los beneficios es que al ser una práctica con modelos sintéticos de simulación se evita el conflicto ético, los altos costos de adquisición y la disponibilidad limitada que se presenta cuando se entrena en laboratorios húmedos o laboratorio de cadáver.





 

¿Te interesa capacitarte con modelos sintéticos en tu institución médica?
Conoce cómo empezar aquí